Recién instalado Windows ¿qué tardan menos, los virus o las actualizaciones?

Publicada en Publicada en Antiguo Blog, Linux, Microsoft

Viendo una noticia en 20minutos.es me he acordado de las medidas que tomaba antes de reinstalar en los tiempos en los que usaba Windows, en su versión XP.

Ya he comentado por alguna entrada que tenía la manía/necesidad de formatear cada tres meses, porque notaba una disminución importante en el rendimiento del equipo, y esto es así y no creo que nadie se atreva a negarlo.

Cuando quería formatear, previamente me bajaba el último antivirus y firewall que en ese momento estuviera usando (recuerdo ZoneAlarm y BitDefender, que a día de hoy no se como estarán). Los guardaba en un pendrive y entonces desconectaba el cable de la red, y procedía con la reinstalación desde CD.

Decir que los pasos intermedios de configuración de red, hora y demás los podían cambiar al principio de la instalación (como hace Linux) o bien al final, porque que se te queda una instalación colgada hasta que subas de la playa no es precisamente “desatendida”.

Una vez había terminado la instalación, la cual duraba bastante más de lo deseable, tenía que instalar todos los controladores, lo que venían siendo cuatro o cinco cd’s con sus respectivos reinicios, algunos como el de la placa base con dos o tres para el solito, y posteriormente instalar antivirus y firewall.

Esto lo hacía porque si se me ocurría conectar el equipo a la red antes de instalarle las medidas mínimas de seguridad (medidas mínimas para Windows) se infectaba de forma automática, no recuerdo con que virus pero si que me acuerdo de varios intentos para actualizar el equipo corriendo recién instalado pero nunca me dio tiempo…

Ya una vez conectado el cable, te conectabas al Windows Update, porque si esperabas que lo hiciera solo te podían dar las uvas. Entonces ya pues lo ponías a descargar e instalar las tropecientas actualizaciones que habían salido, y te ibas a tomar café, la playa, o cualquier otra afición y/o entretenimiento que tuvieras pendiente porque aquello duraba mínimo toda una mañana/tarde.

Ya cuando esto había terminado nos podíamos poner a…. ¿jugar al solitario? porque prácticamente el Sistema Operativo no viene con nada más, y te tenías que poner a instalar el paquete ofimático, programas de diseño, impresoras pdf, compresores para formatos que no sean zip, codecs, edición de audio y vídeo, aplicaciones p2p… en resumen ¡todo!, porque lo que viene es una basura y hasta el reproductor de medios lo cambiaba por el winamp.

En resumen, cada vez que tenía que reinstalar una máquina en Windows, y dejarla operativa para el día a día, me suponía un día de trabajo. Con una distribución de GNU/Linux tardo 30 o 45 minutos en dejarlo listo y operativo.

Una maravilla de la técnología…

Los ordenadores con Windows sin actualizar sólo tardan cuatro minutos en ser infectados – 20minutos.es