Personal

Mi pésimo paso por Vodafone

Publicado el

Tras mudarme de nuevo a Almería después de dos años viviendo en Aguadulce me pongo a buscar proveedor de Internet y al final me decanto por Vodafone en un distribuidor local por aquello de fomentar el comercio local.

Acogiéndome a la promoción de turno me dicen que les tengo que llevar dos líneas (“incluidas”) por lo que además de transferirle mi línea principal, les paso una segunda linea que arrastraba de la anterior compañía y que tenía pendiente tramitar la baja.

Por otro lado les digo que no quiero permanencia ante la posibilidad de tener que irme de Almería por trabajo durante un año y me dicen que sin problema, siempre y cuando abone 20€ (por aquello de guardarse las espaldas por si cancelo el contrato a última hora).

A la semana, sin noticias alguna de ellos me vuelvo a acercar al distribuidor (Centro Comercial Alcampo) y al no estar la chica que me atendió inicialmente y no encontrar el alta en el ordenador me vuelven a tramitar un nuevo contrato anulando el anterior. Además por si fuera poco cuando la primera dependiente se entera de que su compañero me ha realizado un nuevo contrato me llama dándome explicaciones/excusas de porqué no se había tramitado el contrato y todo por seguir gestionándolo ella de cara a conseguir sus intereses/objetivos/comisiones, cuando a mí lo único que me importa es tener Internet lo antes posible.

Total que al final parece que lo tramitan y tras un par de semanas más me llaman de Vodafone diciéndome que no me pueden ofrecer el servicio alegando que el técnico de Movistar que ha pasado a dar de alta la línea le ha dicho que ya no se pueden poner más ADSL y que lo que hay es fibra, pero que como la fibra del edificio no es de Vodafone me tengo que cambiar nuevamente de compañía.

Total que tras casi un mes de espera tengo que volver a realizar una portabilidad con todas las molestias que eso acarrea…

Lógicamente me plantee en la tienda en la que tramité el pedido para exigirles una devolución de los 20€ cobrados al “no incluir permanencia” o en su defecto la hoja de reclamaciones, la cual hasta que tuve rellena no se dignaron a abonarme el importe (y que ahora me arrepiento de no haber presentado). Por otro lado, al pedirles los datos fiscales para rellenar la hoja de reclamaciones me proporcionaron los de vodafone, y tal y como les dije la reclamación a quien yo se la quiero poner es a ellos como distribuidores que me han vendido un servicio que no me podía ofrecer, aunque ellos me denegaban sus datos alegando que los responsables son  directamete Vodafone.

Además, al no tener internet y por lo tanto “pack” me han cobrado lo que les ha dado la gana por los días que han tenido en su poder mis dos líneas hasta que se hizo efectiva la nueva portabilidad, enviándome cartas amenazantes de que si no pago la deuda contraída me meten en un fichero negativo sobre la solvencia patrimonial y el crédito (fichero bandex).

Total que por 20€ que me reclaman se los he pagado aunque no me parezca correcto que habiendo sido ellos los que han incumplido el contrato no haya penalización alguna por su parte y sea yo como cliente el que tenga que acarrear con los costes por sus errores. Y menos mal que contrate un servicio sin permanencia, que de haber sacado un móvil con ellos me veo atado con ellos dos años.

Moraleja (para la próxima vez que tenga que realizar una portabilidad y/o nuevo contrato):

  • No contratar en distribuidores locales. El servicio telefónico funciona a la perfección, contratas directamente con quien te va a ofrecer el servicio sin intermediarios/comerciales que lo único que les importa es llegar a objetivos y que en caso de problemas no se responsabilizan de nada (además de los viajes que te ahorras a la tienda).
  • No sacar un terminal con el contrato. Hoy en día hay terminales muy buenos por menos de 200€ que se pueden pagar de forma fácil y que puedes cambiar al año o año y medio por otro de mejores prestaciones (ya que al final es lo que vienen durando), o en su defecto en caso de necesitar un terminal de “última generación” y europeizado, mirar financiación externa.
  • Contratar siempre sin permanencia. Si no te dan buen servicio, te puedes mover a otro proveedor sin penalizaciones.
  • Nunca más plantearme trabajar con Vodafone.